Aridonia, de Jujuy al mundo

RC- ¿Cómo fue el proceso de composición de «Aridonia»?

A-El proceso de composición de “Aridonia” arrancó inmediatamente después de la grabación de nuestro EP, a principios de 2017. Una vez concretada esa primera grabación, dimos origen a la mayoría de las canciones que componen el disco. El proceso fue largo, los temas no los tuvimos definidos en su totalidad hasta que nos metimos a grabar en noviembre del año pasado, pero para fines de 2017, en diciembre, tocamos en vivo al menos 5 de las 7 canciones que componen el disco. En general, el proceso parte de alguna idea trabajada previamente en la casa, ya sea individualmente o en conjunto, y después se lleva a la sala, donde acomodamos más o menos las partes de los temas a partir de la incorporación de la batería. Ahí es cuando la canción toma forma. También otras partes fueron el resultado de zapadas que nos gustaron cómo quedaron. En una época, contábamos con un grabador “zoom”, en el que registrábamos todos los ensayos, canción por canción, a veces, y otras el ensayo entero de corrido. Esto nos permitió ir escuchando la evolución de los temas y la manera de tocarlo por cada integrante eligiendo entre las distintas variantes que veíamos, a la misma vez que rescatar pasajes de improvisaciones que nos fueron gustando. Las letras las sumamos después, una vez que la música estaba casi lista. De todas maneras, creemos que lo que terminó por ajustar los temas fue el tiempo. Tocarlos varias veces en vivo a lo largo de por lo menos tres años nos fue dando una mayor seguridad a la hora de interpretar nuestra idea individualmente con cada instrumento, y fueron madurando hasta lograr colectivamente la intensión que cada canción se proponía.

ER- ¿Cómo ven el panorama musical en Jujuy? ¿Qué bandas recomendarían?

A-Por el hecho de que vivimos en Capital Federal hace varios años por distintos motivos (laburo, estudios, familia, según el caso) y que solo vamos algunas veces al año a Jujuy, no podríamos darte una respuesta acabada acerca del panorama musical en Jujuy. Pero sí podemos darte una impresión en base a nuestra experiencia de las veces que fuimos a tocar allá y por los lazos que tenemos con bandas amigas. Lo que vemos es que las posibilidades que existen para las bandas del rock emergente, en todas sus variantes, son limitadas. Entre los obstáculos están los reducidos espacios disponibles que hay para tocar, el limitado acceso a radios, que dicho sea de paso las pocas radios independientes que brindan espacios a este tipo de bandas (algunas de ellas son “La voz del Cerro” y “Radio sin Antena”) tienen muchas dificultades para acceder a las licencias, y por la prácticamente nula cabida que este tipo de eventos tienen en la agenda cultural de la provincia. A pesar de todo estas trabas, gracias al esfuerzo de muchas bandas que la pelean, se está creando un movimiento de bandas emergentes que se animan a hacer rock desde distintos subgéneros abriendo un abanico musical que trasciende a las bandas tributo y la cultura del “cover” que siempre tuvo mucho peso. Estas bandas jujeñas que recomendamos fuertemente son: Los Humeantes, Cebú del Huaico, Barracuda, Piedra Cuarzo, La Gran Tortuga, de San Pedro de Jujuy. Por el lado del punk rock, muy fuerte en la provincia, están también A.L.F. (Algún Lugar Feliz) y Lanzallamas. En este sentido, desde el 2017, junto a Los Humeantes, iniciamos un ciclo que llamamos “Abra del Tiempo”, que hasta ahora tuvo dos ediciones en la ciudad capital de San Salvador de Jujuy. La idea con este ciclo fue contribuir para habilitar un espacio en el que las bandas emergentes del rock pesado de Jujuy, el norte y el interior podamos mostrar nuestra música y también conocernos. Todavía es muy incipiente, no ha tomado una dimensión muy grande, pero creemos que es un buen comienzo y esperamos que siga creciendo. En la edición de 2017 junto con Los Humeantes, participaron Iah, de Córdoba, y Yo, Moreno, de Tucumán. En 2018, Alto Comando Humas, y Mentalo, ambas de Salta.

ER- ¿Cómo compararían el disco con el primer EP y por qué decidieron llamarlo de forma homónima?

A- A la hora de encarar la grabación del disco, comparada con la del EP, hubo varios aspectos distintos. Por un lado, creemos que los cuatro tuvimos un avance en cuanto a nuestra capacidad musical, ya sea porque aprendimos música estudiando, o a partir de escuchar música diferente a la que escuchábamos antes, también por el aprendizaje que significa tocar y ensayar más seguido, conocernos mejor y saber también de manera más consciente las posibilidades de cada uno como músico. La grabación del EP fue una oportunidad muy linda, de la cual estamos muy agradecidos y que tuvo la particularidad de que se presentó repentinamente. En un solo día grabamos todo lo que pudimos, en un principio iban a ser dos temas y por suerte nos dio para una canción más, siendo las composiciones elegidas las que más a mano teníamos. El disco fue algo mucho más trabajado, que como te decíamos antes, fue la maduración de canciones que en su mayoría tenían casi tres años y que, como resultado de ese tiempo, pudimos plasmar esa mejoría musical de manera más consciente y acabada. De esta manera, nos parece que este proceso de tres años entre ambas grabaciones hizo que la búsqueda que nosotros realizamos en el sonido se afianzará mucho más, nos dio una identidad más concreta como grupo, que se consolidó en el disco. Por ahí el EP, si bien nos gusta, era más un esbozo de nuestras posibles direcciones. Por esta razón es que decidimos llamar de manera homónima el disco, porque nos parece que son realmente los cimientos sobre los que se empieza a apoyar nuestro recorrido por la música, esa búsqueda del sonido que obviamente nunca para, nunca se detiene, y que es lo que nos incentiva a poder seguir creando.

ER- ¿Cómo vivieron la experiencia de participar del Noiseground Festival en Buenos Aires el año pasado?

A-Tocar en el Noiseground fue una linda experiencia, ya que es un festival al que veníamos asistiendo hace un par de años y algunas de las bandas presentes en la grilla fueron bandas con las que nos sentimos muy contentos de poder compartir escenario. Por otro lado, aparecer en la grilla de un festival así, nos dio mayor visibilidad.

ER- ¿Cuáles son sus planes para este 2020?

A-Nuestro plan para este año es salir a tocar lo máximo que se pueda. Disfrutamos mucho de tocar en vivo y ahora tenemos el lindo desafío de salir a bancar todo el laburo plasmado en el disco. Queremos hacer una buena fecha de presentación en capital, salir a tocar afuera de capital, tanto a provincia de Buenos Aires como al interior y tratar de cerrar el año en nuestros pagos armando la tercera edición del “Abra del Tiempo” junto a bandas amigas.

ER- ¿Cuál es el mensaje que les gustaría dar con Aridonia?

A-El mensaje que busca transmitir Aridonia es un poco la posibilidad de crear un mundo nuevo tratando de desmitificar muchas cosas que a veces en la vida se presentan como algo natural. Algo que se refleja también en la búsqueda de las letras y por otro lado transmitir la libertad de jugar con la música como el ejemplo de un elemento creador que no tiene de por sí que adaptarse a una forma determinada, sino que se encuentra en una constante transformación. Por último, queremos agradecerte a vos por este espacio. Primero por interesarte y acercarte a nosotros con la mejor onda, invitarnos a tu radio y darnos la posibilidad de presentar nuestro proyecto y nuestra música. También por tomarte el tiempo de escuchar nuestro disco y ayudarnos en la tarea de difundirlo. Este tipo de intercambios nos enriquecen un montón, porque con tus preguntas nos llevaste a plantearnos cosas a nosotros mismos que quizás no habíamos pensado.

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados