“Ni la cuarentena los para…”

Distintas realidades, distintos géneros, pero el mismo sentimiento latiendo cada vez más fuerte.

Bajo El Exilio “Culpables” (2020) Independiente
Género: Metalcore / Metal Moderno
Puntaje: 83/100

Enfrentarse en el año 2020 a una producción de “metalcore”, por así decirlo, es una tarea ardua. Teniendo en cuenta lo bastardeado que se vio el género en la saturación y repetición de fórmulas y pasando por un momento medio extraño en cuanto a su repercusión en el panorama latinoamericano del presente, por las dudas se es precavido antes de dar play. Habiendo dicho todo esto, al primer segundo que suena “Implacable”, Bajo El Exilio se encarga de pasarte por encima, demostrando que “todavía están en pie”, como bien claman, mezclando de forma increíble groove metal con el costado más extremo del metalcore europeo a lo Maroon y Heaven Shall Burn, y aún así introduciendo breakdowns rompecuellos y un gancho hardcore que incita a levantar el puño bien en alto. Desde Chile, y con poco más de 10 años en el ruedo, “Culpables” se alza como la mejor incursión discográfica, y también más ambiciosa, de un grupo que mantuvo su esencia desde el día 0. El EP continúa con “Tierra”, con aires más cercanos al death metal melódico, cortes djent y hasta bases trap. Es digno de reconocer que Bajo El Exilio se encarga de meter en una licuadora mil ingredientes y que el resultado sea óptimo. Son días extraños para el core, pero la llama, la llama siempre seguirá ardiendo.

Exánime “Desde Aquí” (2020) Independiente
Género: Metal Alternativo
Puntaje: 55/100

Hubo un cambio bastante notorio en la historia de los rosarinos Exánime. Para este “Desde Aquí”, su propuesta viró a un metal moderno más desestructurado, cercano al djent, que si bien sigue manteniendo lo hecho en anteriores producciones, hay una búsqueda hacia un sonido quizás más contemporáneo. “Desde Aquí” intenta moverse por costados más accesibles y “comerciales”, notesen las comillas. La producción es increíble, de la mano de Gnosis Studios (Discarne, Renacer Del Tiempo, etc), y compositivamente se lograron cuatro canciones con mucho hincapié en una necesidad de continuar apuntando alto y de tremenda labor. En “Animarse A Más” pecan un poco al intentar acercarse a las composiciones de “Frente A Frente” de Carajo, utilizando muchos recursos de maneras parecidas. “Cueste Lo Que Cueste” vuelve a circular por los riffs más djenteros, mientras que el final en “Fénix”, suena como una buena conclusión para el EP. En lo personal, quizás las métricas de las canciones y las voces limpias no terminan de encajar del todo con el estilo que quisieron abordar, lo que hace que pierda un poco de fuerza en el resultado final. En septiembre estarán teloneando a Tesseract en la reprogramación de su visita al país, siendo una gran oportunidad para cautivar al público del género.

The Antarctica Project “AIM” (2020) Independiente
Género: Metalcore Progresivo
Puntaje: 85/100

Desde sus inicios, los chilenos The Antarctica Project siempre tuvieron en claro hacia dónde ir y cómo hacerlo, pese a adversidades y contraposiciones que fueron aconteciendo, todo se daba para llegar a este “AIM”. Compuesto por cinco canciones en la vena del metalcore progresivo australiano con reminiscencias a “Singularity” de Northlane” y los primeros trabajos de Polaris, The Antarctica Project es una carata de composiciones intrincadas y rebuscadas de una técnica inconmensurable y breakdowns sincopados por dónde se los mire. Quizás lo único que les juegue algo en contra sea la necesidad inusitada de parecerse tanto a las bandas que añoran y tienen de referencia, pero la realidad es que “AIM” es de lo mejor que escuché del género en múchísimo tiempo. Mención aparte para Joel de Aviana que participa en el último track “Library Of Babel”.

Kjjjjjjjj “Centro De Dispersión” (2020) Anomalía Ediciones
Género: Math Rock
Puntaje: 100/100

En mi humilde opinión, además de extrañar muchísimo su música, la vuelta de Kjjjjjj es de lo mejor que podría pasarle al math rock nacional, para continuar afianzando y reforzando el gran momento que está pasando el estilo en el país. Todo en “Centro De Dispersión” es magnánimo. Un bello viaje que lleva a todas las emociones habidas, como una montaña rusa de circunstancias y pasajes jazzeros que solo logran aún más epicidad a la experiencia. Si, dije epicidad. No sé si existe esa palabra. Hay que tomar a estas canciones como algo más que la conformación de un disco. Puede ser la banda de sonido de algún día taciturno, una novela sonora para un domingo meditabundo, una historia de casi 40 minutos que convierte cada fraseo y melodía en poesía. Desde lo más simple a lo más elaborado en su existir, Kjjjjjjj se alza como lo mejor del año, para quien escribe, con una obra maestra.

3223 “Geo” (2020) Anomalía Ediciones
Género: Rock Progresivo Instrumental
Puntaje: 90/100

Meridiano” y “Paralelo” se presentan como las dos caras de una misma moneda en el sucesor de “Ouroboros” (2018), de los oriundos de Rosario, 3223. La primera canción, naciendo de una armonía que emana de un piano melancólico y que va creciendo hasta su adolescencia en una amalgama cercana al post rock, siempre haciendo protagonista a unas teclas curiosas que llevan las melodías hasta su madurez y muerte en 5 minutos y 47 segundos excelentes. Mientras que “Paralelo” se presenta como un gigante que ronda los 9 minutos, con un comienzo experimental y casi drone, para volver a tener como figura principal a ese piano que resucita de su muerte, dejando de lado el concepto de la vida hacia la naturaleza. De sus notas sale la lluvia, un fuego, la raíz de un árbol y una figura corpórea que baila en la oscuridad. Cada instrumento cumple su parte a la perfección, dejando a estas dos canciones como la antesala para algo que seguramente será grandioso en el futuro.

Fin Del Mundo “Fin Del Mundo” (2020) Anomalía Ediciones
Género: Math Rock / Indie
Puntaje: 80/100

Primer material de las pibas de Fin Del Mundo, una de las promesas del nuevo rock nacional. Desde la poesía de Alejandra Pizarnik a canciones magistralmente hermosas desde cada rincón de la habitación, marcadas por una simpleza y calma que se va apoderando tranquilamente de las ondas sonoras. Si bien hay ciertos parecidos con otros exponentes del género, Fin Del Mundo se las arreglan para traer un sonido fresco y cálido al mismo tiempo, como una brisa de otoño luego de un verano interminable.

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados